Cómo hacer toes to bar o pies a la barra en CrossFit

toes-to-bar

Sencillo no es, pero… ¿qué ejercicio es sencillo en CrossFit? Aquí estamos para trabajar y convertirnos en auténticas máquinas. Así que al lío. Aquí tienes algunas recomendaciones para ir de menos a más y conseguir finalmente esos toes to bar, o lo que es lo mismo, que tus pies toquen la barra. ¡Toma nota!

La técnica de los toes to bar

Hay dos fórmulas para realizar este ejercicio. Una es la estricta, que se basa en llevar la punta de los pies a la barra sin ningún impulso más que el de la fuerza de tus abdominales. Y aunque los pros la manejan muy bien, te aconsejamos que comiences por la “menos estricta”, que se ayuda del kipping para levantar las piernas. 

Pero, aun ayudándote del kipping, puede que las primeras veces te sea bastante complicado. Por eso en la mayoría de ocasiones es mejor pasar por algunas fases intermedias hasta que se vaya fortaleciendo la musculatura. 

Para dominar los toes tu bar en CrossFit, mejor pasa primero por las fases intermedias de knees to belly y knees to elbows.

¿TE SIENTES IDENTIFICADO, CROSSFITERO?

"TU ENTRENAMIENTO ES MI CALENTAMIENTO"

"NO USO MÁQUINAS, SOY UNA MÁQUINA"

Pues díselo al mundo en tus camisetas.

 

1. Knees to belly

¿Por qué esa manía del CrossFit de decirlo todo en inglés? Al final te acostumbras, pero si estás empezando lo mejor será explicarte que esta expresión se traduce como “rodillas a la cadera”.

Para ello, cuélgate de la barra, con las manos un poco más separadas que tus hombros, y comienza con un kipping. El objetivo en esta fase es levantar las rodillas hasta la altura de las caderas. Cuando controles este nivel, pasa al siguiente. 

2. Knees to elbows

Rodillas a los codos, para entendernos.

Cuando llegas a este punto, estás a un pequeño esfuerzo de conseguir un completo.

Tu abdomen ya tiene la suficiente fuerza como para llevar las rodillas justo donde tienen que estar al alcanzar tu objetivo.

Así que, cuando lo controles, ¡casi no te queda nada!

3. Toes to bar

Desde el punto en el que terminaste la anterior fase, solo te queda extender las rodillas para dar una patada que lleve tus pies hasta la barra, justo a la zona que está entre tus manos. Ahora, vuelve a dejar caer las piernas, haz otra vez el kipping y vuelve a elevarlas para conseguir una nueva rep

Y el ejercicio ya es tuyo. Con un poco de práctica será como si llevases toda la vida haciéndolo. Solo tienes que ir de menos a más y… ¡no rendirte nunca! Porque ya sabes, tanto en los toes to bar como en cualquier otro ejercicio de CrossFit, solo hay que tener clara una premisa: no excuses, train hard.

¿ORGULLO CROSSFITERO?

Pues ya estás tardando en mostrárselo al mundo con estas camis.