Assault bike: Lo que debes saber de la bici más temida en CrossFit

assault-bike

Amor y odio. Eso es lo que despierta la Assault Bike, una máquina quemacalorías que se está poniendo muy de moda en los box. Si antes de probarla quieres meterte un poquito de miedo en el cuerpo, adelante, porque te vamos a hablar de sus características y vas a cansarte solo de pensar en ellas. Empecemos fuerte. Aquí tienes el trailer oficial.

Elegida una de las mejores máquinas de cardio del mundo por la revista Men’s Health, esta bicicleta de CrossFit, como ya has visto en el vídeo, no es normal. Trabajas más partes del cuerpo que en una bici tradicional y, por tanto, hace que tus energía se agoten antes. Si la utilizas en casa, de ti depende el utilizarla a alta, media o baja intensidad, pero si te toca un WOD quemagrasa en el box, ¡no te quedará más remedio que darle caña!

¿Cómo es la Assault Air Bike?

Una pasada. Ese es el resumen. Esta locura quemagrasas tiene un asiento, dos asas para ir moviendo las manos (parecidas a las de la elíptica) y pedales, como habrás visto en el vídeo del principio del post. Es decir, es una especie de bicicleta estática al uso pero más dura, ya que requiere que también trabajes los brazos. 

¿TE SIENTES IDENTIFICADO, CROSSFITERO?

"TU ENTRENAMIENTO ES MI CALENTAMIENTO"

"NO USO MÁQUINAS, SOY UNA MÁQUINA"

Pues díselo al mundo en tus camisetas.

Con la Assault Air Bike trabajarás tu acondicionamiento metabólico, tu capacidad aeróbica… y tu fortaleza mental.

Para determinar la velocidad, la carga de trabajo y el tipo de entrenamiento, esta Air Bike cuenta con una pantalla LCD. Gracias a ella podrás controlar la distancia que has recorrido, las calorías quemadas, las r.p.m., el tiempo de entrenamiento, la velocidad y el ritmo cardiaco. 

 

Beneficios de esta bicicleta de CrossFit

Aunque es dura (eso nadie puede negarlo), esta bicicleta tiene muchísimas ventajas para los atletas. Por una parte, viene fenomenal para el acondicionamiento metabólico y para aumentar la capacidad aeróbica. Y todo sin perder un ápice de trabajo muscular, pues se necesita fuerza y velocidad para conseguir los objetivos (ya sea quemar un número determinado de calorías o hacer una serie de kilómetros en el tiempo establecido). 

Por otro lado, al no haber impacto, los movimientos se vuelven mucho menos agresivos para las articulaciones. Esto convierte a la Assault Air Bike en perfecta para aquellos que están recuperándose de alguna lesión. Además, esta bicicleta mejora la circulación sanguínea, lo que ayuda a recuperar más rápidamente las zonas con problemas. 

Por último, esta máquina mejora la capacidad del crossfiter de aguantar la fatiga y el dolor. La necesidad de mantener una actitud positiva y una gran fortaleza mental se hace patente al trabajar con ella. Este control de las sensaciones ayudará al atleta, sin duda alguna, en el resto de sus entrenamientos.

¿Ya estás pensando en incorporar la Assault Bike a tus WOD? Solo es para valientes, avisado quedas. Pero después de las primeras (y matadoras) sesiones, le cogerás el tranquillo, ya verás. Y hasta puede que te aficiones a esa sensación de que te falta el aire.